En busca de María

COLOMBIA
Director:
Luis Ospina
Año: 1985
Duración: 15′

Solicitar Entrada
Ver Película

También tienen  la posibilidad de verlo en esta página colombiana
https://www.mowies.com/my-mowies/brumacine

El interés de Ospina por el pasado remoto de su
país no es ocasional, y aquí, junto con Nieto en
la dirección y con su eterno compañero Carlos
Mayolo frente a cámara, a través de entrevistas
y reconstrucciones hermosas y lúdicas del
rodaje de María, el primer largometraje silente
colombiano, lo revive más allá de su funesto
destino (solamente se conservan cuatro planos
del film de Máximo Calvo). Las entrevistas con
distintos testigos del rodaje y algunos protagonistas
directos tienen un tono ligeramente
irreverente, tono compartido con las escenas
en las que Mayolo, Ospina y Nieto interpretan
a Calvo, Alfredo del Diestro y Federico López,
respectivamente. Hay algunas secuencias de
disimulada belleza, como cuando Calvo revela
el negativo del film en las aguas de un arroyo y
en la sucesión de planos se combinan pétalos
de flores y fotogramas. El tono nostálgico brilla
por su ausencia, pero la contundencia de los
cuatro planos conservados transmite el dolor de
la desaparición casi total de la película. (Roger
Koza)

Todo comenzó por el fin

COLOMBIA
Director:
Luis Ospina
Año: 2015
Duración: 208′

Solicitar Entrada
Ver Película

También tienen  la posibilidad de verlo en esta página colombiana
https://www.mowies.com/my-mowies/brumacine


A fines de 2012, Luis Ospina no sabía si le
quedaba mucho tiempo de vida. Tenía cáncer,
este avanzaba y la intervención quirúrgica era
inminente. En ese tiempo, el gran cineasta colombiano
venía haciendo una película y había
ganado un fondo para seguir adelante con Todo
comenzó por el fin, el extraordinario retrato de
una generación cinéfila circunscripta a Cali.
En él se glosaban más de cuatro décadas en
la vida de un grupo humano que creyó en la
libertad y sintió que el cine era la forma de cultivarla.
Como dicen los estadounidenses, Todo
comenzó con el fin es “bigger than life”. En la
última película de Ospina, la vida y el cine se
hacen indistinguibles. Son tres horas y algunos
minutos que pasan volando, divididas en un
prólogo, un par de capítulos y un epílogo, todo
alrededor de dos circunstancias, un almuerzo
en la casa de Ospina con todas las figuras aún
vivas de lo que fue el grupo de Cali, conocido
como Caliwood, y la operación del cineasta.
Todo comenzó por el fin reconstruye la historia
colectiva sumando materiales diversos: fragmentos
de películas del grupo, entrevistas y
testimonios. (Roger Koza)