Uigures, prisioneros del absurdo

Dirección: Patricio Henríquez
Duración: 99’
Año: 2015

En la región autónoma de Sinkiang, China, viven los uigures, un pueblo islámico de origen turco. Desde que la zona fue incorporada a China, se han convertido en una minoría perseguida en su propio país. En octubre de 2001, un grupo de uigures que había intentado encontrar un santuario en Afganistán enfrentó una nueva e inesperada desgracia. En ese entonces Estados Unidos estaba atacando el país en un esfuerzo por encontrar a Osama Bin Laden y a los soldados de Al-Qaeda, y la población local era alentada a denunciar terroristas a cambio de dinero en efectivo. Más de veinte hombres uigures fueron entregados a manos de los estadounidenses de este modo. Los refugiados fueron llevados a la bahía de Guantánamo, donde se los encarceló muchos años, inicialmente sin ningún tipo de proceso judicial, y más tarde se los declaró inocentes. Durante muchos años su libertad fue obstruida por todo tipo de asuntos e intereses de la política internacional. ¿Cómo pudo pasar esto? Tres de ellos hablan abiertamente acerca de los años de infierno que pasaron como refugiados, y sobre su frustrante y trágico tiempo encerrados.